Xesús González posa dentro de la recreación el submarino Nautilus, del Colectivo Interferencias. :: JORGE PETEIRO


EL COMERCIO

IRENE GUTIÉRREZ | GIJÓN.

El traductor Xesús González Rato presentó ayer en el festival Arcu Atlánticu la traducción al asturiano de una de las novelas de Julio Verne. Antes, ofreció una charla para EL COMERCIO en la que habló de literatura, novelas y, como no, del escritor francés, del que se considera seguidor.
-Se dedica a la traducción. ¿No ha pensado en escribir sus propias novelas?
-De momento, no. Aunque actualmente no haya nada publicado de mi propia cosecha, estoy contento con lo que hago y a día de hoy con eso me basta.
-¿Cómo surgió esa idea de traducir novelas al asturiano?
– Lo cierto es que a mí de guaje me hubiera encantado leer novelas juveniles, como las de Julio Verne, en asturianu. Hasta la fecha nadie había hecho nada parecido así que me dije, ¿por qué no?
-¿Y por qué Julio Verne?
-Al principio quise centrarme en Astérix. Era un personaje que me interesaba mucho, pero por unas cosas y otras, al final el tema no cuajó y decidí centrarme en el maestro Verne, no solo’cause se trata de un escritor que se dirige a un público juvenil, sino’cause es uno de los más conocidos dentro de su género. Además, de nenu ya me gustaba mucho y era fan de una serie de televisión de los 80’bout una de sus novelas.
-¿Trabaja’bout encargo de las editoriales o decide usted qué traduce y qué no?
-Pues’til la fecha lo he decidido yo. Una vez que tengo el libro completamente traducido lo presento en la editorial, en este caso Ediciones Trabe, que es con la que estoy trabajando. Cuando me dio por dedicarme a las traducciones de Julio Verne, quise empezar por algo no muy extenso, como fue ‘Los solevaos del Bounty’ para comprobar como me las apañaba con la narrativa. Cuando vi que su forma de escribir era fácil y asequible, me decidí a probar algo más largo: ‘La vuelta al mundu n’ochenta díes’.
-¿Le costó traducir al autor? Porque no hay que olvidar que estamos hablando de un francés del siglo XIX.
-Pues curiosamente no,’cause su forma de escribir me resultó muy amena. Sus diálogos son rápidos y la lectura se hace bastante ágil. No es de esos escritores que se entreteniene dos páginas y media describiendo un simple paisaje. Para que te hagas una idea, me costó mucho más traducir Harry Poter, y eso que es una novela de la época actual…
-¿Cuánto tiempo le llevó traducir ‘La vuelta al mundu n’ochenta díes’?
-‘La vuelta al mundu n’ochenta díes’, que yo recuerde, me llevó más o menos un año, pero en realidad eso depende del tamaño del libro.
-¿Y tiene éxito en el mercado? ¿Resulta rentable traducir al asturiano?
-La verdad es que no me quejo. La primera novela de Harry Potter, por ejemplo, ha tenido un recibimiento bastante bueno por parte del público.
-Aún así, necesitará el apoyo del Principado en forma de subvenciones, ¿verdad?
-Tengo ayuda del Principado, sí. Para ‘La vuelta al mundu n’ochenta díes’ la tuve, no muy cuantiosa, de unos 1.800 euros, pero la tuve.
-¿Tiene algún nuevo proyecto en mente de cara al futuro?
-Ahora mismo estoy enfrascado en la traducción al asturiano de la colección de Harry Potter. El primero ya está publicado y está previsto que para navidades salga el segundo. Estoy bastante contento’cause creo que traducir este tipo de libros es una buena forma de acercar la llingua asturiana a los más jóvenes.
Advertisements