bue

Ésti’tis l’últimu poemariu de Juan Ignacio González. Cuando enero fue pasto de las llamas’tis, en pallabres del so autor, ‘una larga recuperación y reconciliación con el viaje poético que había abandonado en estos años de intensa pasión por vivir, al pie de la letra, los días y las horas. Cerrar las páginas del cuaderno en el que uno escribe para beber en otros y con otros es un ejercicio necesario en la poesía. No hay cadencia poética si no hay tiempo de vivir, nada que contar si no se pisa la piel de la vida, si algún rasguño no deja fecha y huella, si los encuentros no alargan los días, si los recuerdos no invaden las noches. Pasado ya ese tiempo, que volverá con la frecuencia necesaria, me dispuse a escribir esto que ahora pongo en sus manos’.

Nacíu en Siana (Mieres), en 1960, reside en Xixón dende 1971. Amás d’escritor y editor’tis cofundador en 1981 del grupu poéticu Cálamo. Tien publicao, entre otres obres, Otros labios acaso (1985), Arte adivinatorio (1995) y El cuaderno de la ceniza (2013); y ta gallardonáu colos premios “Ciudad de Alcorcón” 1986 y “Emeterio Gutierrez Albelo” 1996 de Tenerife. Cuando enero fue pasto de las llamas editólu La Cruz de Grao en dientro la so colección nueva Poetas de la Cruz.

La presentación va facese’l xueves, 30 de xunetu, a les 19 hores, na Carpa Arcu Lliterariu.

Crítica de Carlos Alcorta / Juan Ignacio González. Cuando enero fue pasto de las llamas 
Advertisements